Thursday, April 8, 2010

Actualización de GAIA sobre la campaña de desechos y el clima

Hola amigos,

Me dirijo a ustedes para darles una actualización sobre lo que GAIA ha estado trabajando y otros desarrollos en el mundo de los residuos y la política climática en los últimos tres meses. Voy a tratar de hacer esto con más frecuencia, ¡para que que las actualizaciones sean más cortas! Incluso en un tiempo relativamente tranquilo, ha pasado mucho.

NEGOCIACIONES INTERNACIONALES:
Desde que concluyó la reunión de Copenhague sin el esperado tratado climático, no sólo ha habido una pérdida de momento, pero una auténtica confusión en torno al proceso. La insistencia de los EE.UU. para crear un "Acuerdo de Copenhague" ha enturbiado las aguas de manera significativa: por una parte, no ha sido aprobado por la Conferencia de las Partes (COP), el órgano jurídico, por lo que es esencialmente un proceso paralelo e independiente; por otra parte, está estructurado en torno al Marco de la Convención sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (CMNUCC) como institución. Esto lleva a una confusión considerable: por ejemplo, no está claro si el recientemente convocado Grupo Consultivo de Alto Nivel de finanzas es responsable ante el proceso de la ONU o al Acuerdo de Copenhague liderado por los EE.UU. Las opiniones varían ampliamente, pero mi análisis es que el Acuerdo en sí no es jurídicamente significativo. Lo importante es que señala la frustración de EE.UU. con el proceso de la ONU, y una voluntad de socavar este proceso a fin de producir un acuerdo con lo que quiere. Esto probablemente dará resultado a negociaciones directas con China y con un puñado de otros grandes emisores, dejando de lado a la mayor parte de los países del mundo.

En esta atmósfera envenenada, Bolivia ha emergido por primera vez, como un actor significativo: frustrado con la intransigencia de EE.UU., y viendo la necesidad de crear un contrapeso de presión para EE.UU., ha llamado a la "Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos del Madre Tierra" en Cochabamba en abril. Ésta ha alcanzado la condición de una reunión semi-oficial, con la participación de más de 50 delegaciones oficiales de gobierno y el apoyo de las Naciones Unidas. Pero sobre todo será una oportunidad para los movimientos populares y la sociedad civil de tomar la iniciativa en la elaboración de soluciones para el cambio climático. Estamos planeando tener una delegación de recicladores y aliados allí, y hemos asegurado nuestro evento paralelo, más la participación de un segundo (en finanzas).

Sin embargo, el proceso oficial de la CMNUCC sigue hacia adelante. La negociación entre períodos de sesiones próxima tendrá lugar en Bonn a principios de junio, y se están haciendo planes para que la COP 16 tenga lugar en diciembre en Cancún, México. Sin embargo, debido a la falta de progreso, se habla cada vez más de llegar a un acuerdo hasta finales de 2011, cuando la COP 17 tenga lugar en Sudáfrica. Eso, por supuesto, implica la pérdida de dos importantes años frente a la crisis.

FINANZAS:
Al darse cuenta de que la acción no puede esperar un acuerdo global que está lejos de ser cierto, y que dicha acción requiere dinero, hay movimiento significativo hacia adelante en la cuestión de la financiación. Se han avanzado diversas propuestas para un fondo climático: una del G-77, una del Acuerdo de Copenhague, una del Fondo Monetario Internacional (FMI), y otros. Todas estas propuestas varían unas de otras, no sólo en los detalles, pero en algunas cuestiones fundamentales: ¿De dónde procede el dinero? ¿Quién controlará la forma en que se gasta? ¿Será provisto en forma de préstamos, o donaciones, o una combinación? ¿Va a financiar la adaptación, la mitigación, o ambos? Es difícil predecir dónde acabará esto, pero por lo menos hay movimiento, y una oportunidad de influir en ese movimiento, el cual seguimos tratando de crear.

Mientras tanto, el actual Fondo de Adaptación (el cual está con escasa financiación) ha dado un paso que sienta un precedente: ha aprobado la primera entidad nacional para recibir directamente los fondos. Esto significa que el país (en este caso, Senegal) puede acceder directamente a los fondos sin pasar por el Banco Mundial u otro organismo de desarrollo. Si esto funciona, se creará un precedente para el acceso directo (con suerte) de un fondo climático más grande que seguirá. El acceso directo es esencial para asegurar que los recicladores reciban efectivamente los fondos climáticos.

Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL):
También ha habido mucha actividad en el MDL, el mecanismo de crédito de carbono. La última reunión del Consejo Ejecutivo acaba de terminar, y al parecer las intervenciones de los recicladores en Copenhague fueron un tema muy intenso en la conversación. Por desgracia, no parece haber abordado el problema de los incineradores y gases de los rellenos sanitarios que compiten con los recicladores. Sin embargo, aprobaron una nueva metodología de pequeña escala para el reciclaje de plásticos, con el comentario "esto debería hacer feliz a los recicladores". Esta metodología fue propuesta por el Banco Mundial, con la colaboración de la Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE - el organismo de gestión de residuos del gobierno de Buenos Aires). La metodología abarca sólo dos tipos de plástico, PEAD [o HDPE] y PEBD [o LDPE], pero el Banco ha declarado su intención de incluir otros materiales también. El proyecto propuesto es la construcción de 8 instalaciones de reciclado de materiales por 8 CEAMSE – cooperativas patrocinadas por recicladores en los alrededores de Buenos Aires. Por el momento, es difícil prever con exactitud el efecto que esto tendrá – las cantidades parecen bastante pequeñas y tomará varios años para que el efectivo fluya realmente. Por otro lado, si esto se convierte en una fuente significativa de fondos, existe el peligro de que las empresas capitalizadas se presenten y compitan con los recicladores por los créditos de carbono.

Mientras tanto, el MDL está luchando para mantener su relevancia. Sin un acuerdo global bajo la CMNUCC, el MDL dejará de existir en el 2012 y los créditos de carbono dejarán de tener sentido. El fracaso de llegar a un acuerdo en Copenhague, en combinación con un escándalo sobre la re-venta de créditos utilizados, ha dado lugar a dos fuertes caídas en el valor de los créditos de carbono. Por supuesto, esto puede ser revertido con una decisión en Cancún, o si EE.UU. aprueba una ley de límites máximos y de derecho mercantil que cree un gran mercado para los créditos de carbono. Pero por el momento, ninguna de ellas parece muy probable.

CIENCIA:
Ni siquiera puedo intentar resumir las últimas discusiones que se han dado en la ciencia, pero hay un tema que es de particular interés para nosotros: la de los biogénicos. Este es el término utilizado para distinguir el dióxido de carbono que se emite de materia previamente viva (como la madera, el papel, los residuos de alimentos) del que se emite a partir del "carbono fósil", originado a partir del petróleo, carbón, gas natural, etc. Como ustedes saben, la única razón por la cual los incineradores pretenden ser fuentes electricidad con baja emisión de carbono es que omiten contar el dióxido de carbono de origen biogénico. La razón fundamental para no contar 1/3 a 2/3 de sus emisiones es que este es el protocolo establecido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) para el manejo de la biomasa. GAIA ha estado diciendo desde hace algún tiempo que esta es una mala interpretación, de hecho, una desviación de la ciencia: la regla del IPCC existe para evitar que se cuente dos veces, no para pretender que el carbono de origen biogénico no tiene impacto sobre el clima.

Por fin, tenemos apoyo. Se han publicado una serie de artículos en la literatura científica indicando que este error contable tendrá consecuencias enormes. Al no contar las emisiones de la quema de biomasa, se alentará a las compañías a quemar más leña, lo que conduce a una deforestación global completa en unas pocas décadas. Los activistas forestales están comenzando a seguir el llamado para corregir este error contable – lo que sería de gran ayuda para nuestras campañas también.

LAS ACTIVIDADES DE GAIA
La noticia más importante en el frente de GAIA es lo que ustedes ya saben – que vamos a compartir en la concesión de WIEGO para aumentar nuestro trabajo en el clima y los recicladores en los próximos 3 años. Esto nos permitirá contratar organizadores de la India y América Latina, un coordinador global de información, y un activista de política global. Ya hemos contratado al coordinador de información y publicación, Paeng López, con sede en Filipinas, y estamos buscando candidatos para las otras tres posiciones. Por favor, ayúdenos a encontrar los mejores activistas para estos puestos, ¡ya que van a estar trabajando de cerca con usted!

En febrero, celebramos una reunión de equipo con todo el personal de GAIA para poner al tanto a todo el equipo en este proyecto de rápida evolución, y para ayudar a comunicarlo a nuestros miembros. Y, por supuesto, hay una buena cantidad de trabajo administrativo para establecer los contratos, etc.

En todo esto, continuamos el seguimiento del desarrollo en la política climática, e intervenimos cuando sea posible. Hemos presentado comentarios críticos al MDL en algunos de sus recientes proyectos de incineración, en particular llamando la atención sobre el hecho de que no se han tomado en cuenta a los recicladores o su reciclaje, incluso en países como China, donde estos predominan. También estamos presentando observaciones al MDL en apoyo de un procedimiento de apelación propuesto, mediante el cual las comunidades afectadas pueden apelar contra el apoyo de los proyectos de incineradores y de gas de relleno sanitario. Seguimos trabajando con Alan Watson para finalizar su crítica técnica sobre las metodologías del MDL, que nos debe dar una base sólida para desafiar estos proyectos en el futuro. También presentamos propuestas amplias al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el cual está ultimando un documento sobre los residuos y el cambio climático en los países en desarrollo. En todo el documento, no hubo una sola mención de recicladores – un enorme hueco que esperamos sea resuelto antes de su publicación.

A raíz de Copenhague, ha habido mucho interés sobre lo que pasó allí, el papel de los movimientos sociales, y las estrategias a futuro. Así que hemos participado en una serie de sesiones de información y reuniones públicas, tanto en las Filipinas y EE.UU., para hablar de estos temas y, por supuesto, destacar el papel de los recicladores en Copenhague y en el futuro. También hemos utilizado el lanzamiento de la película documental de Garbage Dreams, sobre el Zabbaleen en El Cairo, para hablar de los recicladores en todo el mundo y sus contribuciones a la sociedad (¡no sólo para estabilizar el clima!). Hemos organizado varias muestras de la película en los EE.UU. y tuvimos la oportunidad de hablar con más de un millar de personas sobre el movimiento, cada vez mayor, de los recicladores.

El equipo de GAIA en Manila también ha participado activamente. Junto con representantes de KKPKP/AIW y la Coalición EcoWaste (un grupo local), participaron en una conferencia del sector informal de residuos patrocinada por el Banco Mundial, celebrada en Manila. Después de la conferencia, GAIA convocó a una reunión que incluyó a 25 recicladores locales, donde Sakina compartió la experiencia de la Cooperativa SWaCH. También colaboraron con AIW en una petición global instando al Gobierno de Maharashtra a reconocer y apoyar a los recicladores como socios en los sistemas públicos de gestión de residuos. Y, más recientemente, el equipo fue a Smokey Mountain para un programa de inmersión, de un día de duración, en colaboración con la Cooperativa Samahang Muling Pagkabuhay Multi-Purpose donde clasificaron basura, aprendieron de los miembros de la cooperativa, y también visitaron el relleno sanitario anterior donde los recicladores recuperan materiales de metal y de madera.

Por último, también hemos coordinado un avance para conseguir algunos científicos abiertos al reciclaje en el IPCC. El IPCC es el órgano global supremo de la ciencia climática, y sus conclusiones han tomado notas insuficientes sobre el reciclaje y los beneficios potenciales para el clima. Con suerte, esto cambiará, si alguno de nuestros candidatos son aceptados.

Esta es una actualización larga, y ¡les doy las gracias por leer hasta el final! ¡Esperemos que las siguientes sean más cortos!

Todo lo mejor,

Neil

GAIA update on the waste and climate campaign

Here is an update on what GAIA has been up to and other developments in the world of waste and climate policy over the last three months.

INTERNATIONAL NEGOTIATIONS:
Since the Copenhagen meeting ended without the hoped-for climate treaty, there has not only been a loss of momentum, but real confusion around the process. The US push to create a “Copenhagen Accord” has significantly muddied the waters: on the one hand, it was not adopted by the Conference of the Parties (COP), which is the legal treaty body, and so is essentially an independent, parallel process; on the other hand, it is structured around the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC) as an institution. This leads to considerable confusion: for example, it is unclear whether the recently-convened High-Level Advisory Group on finance is accountable to the UN process or to the US-led Copenhagen Accord. Opinions vary widely, but my own analysis is that the Accord itself is not legally significant. What’s important is that it signals US frustration with the UN process, and a willingness to undermine that process in order to produce an agreement that it wants. This will probably result from one-on-one negotiations with China and a handful of other major emitters, sidelining most of the world’s countries.

In this poisoned atmosphere, Bolivia has stepped up as a significant player for the first time: frustrated with US intransigence, and seeing the need to create a counterweight to US pressure, it has called a “World People's Conference on Climate Change and the Rights of Mother Earth” in Cochabamba for April. This has attained the status of a semi-official meeting, with the participation of more than 50 official government delegations and the support of the UN. But it will primarily be an opportunity for popular movements and civil society to take the initiative in crafting solutions to climate change. We are planning to have a wastepickers & allies delegation there, and have secured our own side event, plus participation in a second (on finance).

Nevertheless, the official UNFCCC process continues to move forward. The next intersessional negotiation will be in Bonn at the beginning of June, and plans are being laid for COP 16 to take place in December in Cancun, Mexico. However, because of the lack of progress, there is increasing talk of reaching an agreement only at the end of 2011, when COP 17 will take place in South Africa. That, of course, implies the loss of two more precious years in the face of crisis.

FINANCE:
Realizing that action cannot wait for a global agreement that is far from certain, and that such action requires money, there is significant movement forward on the question of finance. Various proposals have been floated for a climate fund: one from the G-77, one from the Copenhagen Accord, one from the International Monetary Fund (IMF), and others. All of these proposals vary from each other, not only in the details, but in some fundamental questions: where will the money come from? Who will control how it is spent? Will it be provided as loans or grants or a combination? Will it finance adaptation, mitigation, or both? It is hard to predict where this will end up, but at least there is movement, and an opportunity to influence that movement, which we continue to try to do.

In the meantime, the existing Adaptation Fund (which is badly under-funded) has taken a precedent-setting step: it has approved the first national entity to directly receive funds. This means that the country (in this case, Senegal) can directly access funds without going through the World Bank or another development agency. If this works, it will create a precedent for direct access for the (hopefully) larger climate fund that will follow. Direct access is essential to ensuring that wastepickers actually receive climate funds.

CLEAN DEVELOPMENT MECHANISM (CDM):
There’s also been a lot of activity at the CDM, the carbon credit mechanism. The latest meeting of the Executive Board just ended, and apparently the recyclers’ interventions in Copenhagen were an extremely hot topic of conversation. Unfortunately, they do not seem to have addressed the problem of incinerators and landfill gas competing with wastepickers. However, they did approve a new, small-scale methodology for recycling plastics, with the comment, “this should make the wastepickers happy." This methodology was proposed by the World Bank, with the collaboration of Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE -- the government waste management agency in Buenos Aires). The methodology encompasses only two forms of plastic, HDPE and LDPE, but the Bank has stated that it intends to include other materials as well. The project proposed is to build 8 material recycling facilities for 8 CEAMSE-sponsored wastepicker cooperatives around Buenos Aires. At the moment, it is difficult to anticipate exactly what effect this will have – the amounts seem fairly small and it will take several years for cash to actually flow. On the other hand, if this does become a source of significant funds, there exists the danger that well-capitalized businesses will step in and compete with wastepickers for the carbon credits.

In the meantime, the CDM is struggling to stay relevant. Without a global agreement under the UNFCCC, the CDM will cease to exist in 2012, and the carbon credits will become meaningless. The failure to reach an agreement in Copenhagen, combined with a scandal about re-selling used credits, has resulted in two sharp drops in the value of carbon credits. Of course, this could be reversed with a decision in Cancun, or if the US approves a cap-and-trade law that creates a large market for carbon credits. But at the moment, neither of these seems very likely.

SCIENCE:
I can’t even attempt a roundup of the recent science, but there is one issue that is of particular concern to us: biogenics. This is the term used to distinguish carbon dioxide that is emitted from formerly living matter (such as wood, paper, food waste) from the “fossil carbon,” which originated from oil, coal, natural gas, etc. As you may know, the only reason that incinerators can claim to be low-carbon sources of electricity is that they neglect to count the biogenic carbon dioxide. The rationale for not counting 1/3 to 2/3 of their emissions is that this is the protocol laid down by the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) for handling biomass. GAIA has been arguing for some time that this is a misinterpretation, indeed a twisting of the science: the IPCC rule exists to avoid double-counting, not to pretend that biogenic carbon has no climate impact.

At long last, we have company. A number of articles have been published in the scientific literature indicating that this accounting error will have huge implications. By not counting the emissions from burning biomass, it will encourage companies to burn more wood, thus leading to complete global deforestation in a few decades. Forest activists are now starting to take up the call to correct this accounting error – which would be a tremendous help to our campaigns as well.

GAIA ACTIVITIES
The biggest news on the GAIA front is what you already know -- we are going to share in the WIEGO grant to increase our work on climate and wastepickers over the next 3 years. This will allow us to hire organizers in India and Latin America, a global information coordinator, and a global policy campaigner. We’ve already hired the publications and information coordinator, Paeng Lopez, based in the Philippines, and we are looking for candidates for the other three positions. Please do help us find the best activists for these spots, since they’ll be working closely with you!

In February, we held a team meeting of all GAIA staff to bring the whole team up to speed on this fast-moving project, and to help communicate it to our membership. And of course, there’s a fair amount of administrative work to get contracts in place, etc.

In all this, we are continuing to track developments in climate policy, and intervene where we can. We have submitted critical comments to the CDM on some of its recent incinerator projects, particularly calling attention to the fact that no notice has been taken of wastepickers or their recycling, even in countries such as China, where they are prevalent. We are also submitting comments to the CDM in support of a proposed appeals procedure whereby affected communities could appeal against the support of incinerators and landfill gas projects. We are continuing to work with Alan Watson to finalize his technical critique of the CDM’s methodologies, which should give us a solid base to challenge these projects in the future. We also submitted extensive suggestions to the UN Environment Programme, which is finalizing a document on waste and climate change in developing countries. In the entire document, there was not one mention of wastepickers – a gaping hole which we hope will be fixed before publication.

In the wake of Copenhagen, there has been a lot of interest in what happened there, the role of social movements, and future strategies. So we have participated in a number of debriefs and public gatherings, both in the Philippines and the US, to talk about these issues and of course highlight the role of the wastepickers in Copenhagen and going forward. We have also used the release of the documentary film Garbage Dreams, about the Zabbaleen in Cairo, to talk about wastepickers around the world and their contributions to society (not only to stabilizing the climate!). We organized several showings of the film in the US and had the opportunity to speak to well over a thousand people about the growing, global recyclers’ movement.

The GAIA team in Manila has also been active. Along with representatives of KKPKP/AIW and the EcoWaste Coalition (a local group), they participated in a World Bank-sponsored informal waste sector conference held in Manila. After the conference, GAIA convened a meeting that included 25 local wastepickers, where Sakina shared the experience of the SWaCH Coop. They also collaborated with AIW on a global petition urging the Maharashtra government to acknowledge and support wastepickers as partners in the public waste management systems. And most recently, the team went to Smokey Mountain for a day-long immersion program in partnership with the Samahang Muling Pagkabuhay Multi-Purpose Cooperative where they sorted garbage, learned from cooperative members and also visited the old dumpsite where wastepickers recover metal and wood materials.

Last, we also coordinated a push to get some recycling-friendly scientists on the IPCC. The IPCC is the supreme global body for climate science, and its conclusions have taken scant note of recycling and the potential benefits for the climate. Hopefully, that will change, if any of our nominations are accepted.

This is a long update, and I thank you for reading to the end! Hopefully the following ones will be shorter!

All the best,

Neil